Asociación de Charros de Polotitlán

Dentro de las fotos que conserva el cronista de la ciudad hay unas que muestran cómo la población tenía gusto por la cacería de fauna silvestre, entre las que destacan las liebres. En esos tiempos parte de la alimentación diaria provenía precisamente de esa fauna silvestre.

De hecho José Luis Chavero nos cuenta que él iba a la barranca de cacería, para completar la comida, por lo que muchos de los habitantes del municipio veían esta actividad como cazadores que utilizan sus presas como alimento. Por otro lado, esta fauna silvestre era abundante y significaba también una amenaza para muchos de los cultivos. En el municipio hay diferentes cuerpos de agua, como la presa del Derramadero y muchos bordos, donde se practicó y se practica la pesca.

Era común también las actividades charras ya que el ganado tenía que ser herrado o marcado para distinguirlo de los demás hatos de la región, por lo que la actividad charra surge además como parte de una festividad, donde se ven las habilidades para manejar yeguas, caballos y ganado bovino. También en el rancho San Isidro, de Ignacio González Polo se criaban magníficos ejemplares equinos, como se puede apreciar en la sigiuente imágen de una yegua llamada Lilia.

Me cuenta Manuel Bárcena que Don Porfírio Cabello Ortiz “El Popito” tenía una taquería que empezó en la banqueta.

Después se hizo muy famosa por sus buenos tacos de barbacoa y su tepache, allá en la calle de Bucarelli de la Ciudad de México, ganó mucho y hasta se dio el lujo de pagar alguna campaña política y también charreadas para su pueblo; como cuando contrató a Don Miguel Lara Guerrero, quien enseñó a montar a Pedro Infante, hoy a sus 102 años relata cómo vino a ofrecer sus buenos oficios a Polotiltán.

Vine a lazar, nos contrató el Sr. Cabello para una charreada por el mes de diciembre, hubo discusión acerca del precio, venía conmigo Aurelio Jiménez y sus sobrinos, le pedimos 1000 pesos pero nos ofrecieron 500 pesos, que sirvieron para pagar gastos y a los muchachos.

Había un macho que era una fiera para reparar, que montó Aurelio y luego los números de los bozales, una exhibición de floreo y luego manganas a pie.

A mí me tocó manganas a caballo y agarré tres manganas bajándome del caballo, chorreando a pie, era una suerte que hacía frecuentemente Andrés Becerril, cuando agarré las tres manganas, uno de los presentes, Cuco Bravo, gritó: con estas tres manganas quedaron pagados los 500 pesos.

Con haciendas y ranchos que nutrían la economía agrícola y ganadera de Polotiltán se desarrolla el gusto por las faenas donde se tenía que herrar ganado, tuzar yeguas y potros a puerta de corral, de tal manera que comenzó a ser un deporte que se hacía en un ruedo con lienzo, por lo que el 20 de noviembre de 1949 un grupo de charros forma la Asociación de Charros de Polotitlán encabezados por:

Nicasio Jasso Gutiérrez
Miguel Jasso Alcántara
Constantino Osornio Padilla
Noe Basurto Yáñez
Isauro Padilla Dorantes
Salvador Chavero Uribe
Antonio Chavero Uribe
Antonio Chavero Reséndiz
Leonardo Reyes Jasso
Nicolás Reséndiz Garfias
Carlos Polo Basurto
Porfirio Cabello Ortiz y
Francisco Cabello Ortiz
Leonardo Reyes

El terreno del primer lienzo fue donado por David Garfias Macotela y cuando se traza la autopista México-Querétaro se come parte de dicho lienzo, por lo que en el año de 1958 un grupo de jóvenes encabezados por Don Raúl Basurto Basurto participan en la gestión para reponer la parte de terreno afectada y también comienza una mayor etapa deportiva, destacando Manuel Bárcena Basurto y Mario Guerrero.

Así se continúa con la reconstrucción del lienzo gestionando recursos y recibiendo apoyo de la Asociación Nacional de Charros, siendo presidente Raúl Basurto Basurto quien organizó festivales charros a beneficio del lienzo charro de Polotitlán.

Por los años 70s reciben gran apoyo del gobernado Jorge Jiménez Cantú, pagando un instructor de charrería y obsequiando albardas (sillas de mujer) a las niñas que iniciaron la escaramuza charra, que se forma en 1974 con el nombre de “Las Politas”, desde entonces han pasado muchas integrantes y muchas generaciones, por lo que decidieron dejar el nombre de Politas a las infantiles y a la escaramuza adulta Fuerza Mexiquense y posteriormente Rancho Nuevo. Hoy hay seis grupos: Rancho Nuevo, México Mío, La Querencia, Mexico Mío sub 21, Rancho Nuevo Infantil A y Rancho Nuevo Infantil B. La escaramuza Rancho Nuevo, capitaneada por Sonia Estrada de Basurto fue campeona nacional en el Congreso y Campeonato Nacional Charro Puebla 2011, subcampeonas nacionales en Apaseo 2006, tercero y cuarto lugar en otros campeonatos nacionales.

Rancho Nuevo y México Mío ganaron campeonatos estatales y regionales, además de importantes eventos en todo el país. La escaramuza Las Politas fueron campeonas nacionales en las categorias infantil A y B. Gaby Basurto Estrada, fue reina de los Charros de Polotitlán, reina de la Union de Asociaciones de Charros del Estado de México y reina nacional de la Federacion Mexicana de Charrería en el periodo 2006-2008.

La escuela de charrería, de los años 70s, despierta el gusto por la charreria a niños y jóvenes, de tal modo que en los años 80s se forma un equipo sobresaliente ecabezado por los hermanos Manuel y Javier Basurto García Rojas, ganando importantes competencias y asistiendo a la mayoria de los eventos y campeonatos nacionales organizados por la Federación Nacional de Charros, la Federación Mexicana de Charros y posteriormente a la Federación Mexicana de Charrería.

Niños, jóvenes y adultos, han ganado en varias ocasiones campeonatos del Estado de México y también a nivel nacional: Campeonato Nacional Infantil dientes de leche, Campeonato Nacional Infantil A, Campeonato Nacional Infantil B, Campeonato Nacional Juvenil, Campeonato Nacional Charros Mayores de 45 años y segundo lugar en el Congreso y Campeonato Nacional Charro de Aguascalientes en el 2004, sobresaliendo también en campeonatos individuales a nivel nacional, Francisco Estrada Esquivel, Manuel y Javier Basurto.

Javier Basurto preside en varias ocaciones la Asociación de Charros de Polotitlán, y remodela el lienzo charro con el apoyo de los gobernadores: César Camacho y recientemente con Eruviel Ávila. Javier también fue Presidente de la Unión de Asociaciones del Estado de México, y Presidente de la Federación Mexicana de Charrería donde destaca por ser el primer presidente que es charro activo y miembro consultivo del Sistema Nacional del Deporte (SINADE).

Escaramuza Rancho Nuevo campeonas nacionales 2011.

Subcampeones en el Congreso y
Campeonato Nacional Charro Aguascalientes 2004.

Textos y Fotografías: José Manuel Rivero Torres